Documentos

viernes, 4 de marzo de 2011

El Romanticismo: El Espíritu de Aventura: Lord Byron; Lo Románticos y la Libertad: Víctor Hugo; La Sensibilidad Preromantica: Goethe; La Novela Realista En Europa: Honore de Balzac y Dostoievski

INTRODUCCIÓN:
El Romanticismo es conocido como un movimiento literario esencialmente, pero también como un movimiento artístico e incluso como una actitud vital. De esto podemos deducir la gran importancia que tuvo el movimiento romántico en todos los niveles (pictórico, arquitectónico, moral, cultural,...). En nuestro país dicho movimiento apareció de forma tardía con respecto a países como Inglaterra o Francia, sin embargo fue uno de los que más empuje y repercusiones manifestaron dentro de otras corrientes y tendencias que llegan hasta nuestro siglo.Por esto pensamos que un mayor conocimiento del Romanticismo nos ayudará a comprender mejor muchos fenómenos que nos repercuten directamente, no sólo en nuestra vida estudiantil sino también en nuestra existencia cotidiana.

ASPECTOS DEL ROMANTICISMO: EL ESPÍRITU DE AVENTURA: LORD BYRON.
(George Gordon; Londres, Gran Bretaña, 1788-Missolonghi, actual Grecia, 1824) Poeta británico. Perteneciente a una familia de la aristocracia de su país, perdió a su padre a los tres años. En 1798, al morir su tío abuelo William, quinto barón Byron, heredó el título y las propiedades.
Educado en el Trinity College de Cambridge, etapa en la que curiosamente se distinguió como deportista, a pesar de tener un pie deforme de nacimiento, Lord Byron vivió una juventud amargada por su cojera y por la tutela de una madre de temperamento irritable. A los dieciocho años publicó su primer libro de poemas, Horas de ocio, y una crítica adversa aparecida en el Edimburgh Review provocó su violenta sátira titulada Bardos ingleses y críticos escoceses, con la que alcanzo cierta notoriedad.
En 1809, al ser declarado mayor de edad, Lord Byron emprendió una serie de viajes en los que recorrió España, Portugal, Grecia y Turquía. A su regreso publicó, como memoria poética de su viaje, los dos primeros cánticos de La peregrinación de Childe Harold, que le valieron rápidamente la fama. El héroe del poema, Childe Harold, parece basado en elementos autobiográficos, aunque sin duda recreados y aumentados para configurar lo que sería el típico héroe byroniano –al que él mismo trató de emular en su vida–, caracterizado por la rebeldía frente a la moral y las convenciones establecidas y marcado por una vaga nostalgia y exaltación de sentimientos, en especial el sufrimiento por un indeterminado pecado original.
En 1815 se casó con Anna Isabella Mibanke, con quien tuvo una hija, Augusta Dada, aunque se separaron al cabo de un año. El personaje libertino y amoral que Lord Byron encarnaba frente a la sociedad terminó por volverse contra él, sobre todo a partir de los rumores sobre sus relaciones incestuosas con su hermanastra Augusta, por lo que terminó por abandonar el Reino Unido en 1816, para no regresar jamás y convertirse en poeta errante por Europa.
En Suiza, de donde había llegado procedente de Bélgica, Lord Byron convivió con el poeta Shelley y sostuvo relaciones amorosas con Claire Clairmont. Tras una estancia en Génova, se trasladó a Venecia, donde inició, en 1819, una nueva y turbulenta relación amorosa con la condesa Guiccioli y llevó una vida fastuosa y salpicada de escándalos; más tarde fue a Ravena.
En esta época terminó el cuarto canto de Childe Harold y su Manfredo (1817), que le permitió sostener correspondencia con Goethe, quien diría de él que se trataba del «primer talento de su siglo». En 1819 inició su famoso Don Juan, considerada por muchos como su mejor obra, en la que recrea al mítico personaje en un tono que oscila entre la gravedad y la ironía. En 1822, y junto a los poetas Shelley y Leigh Hunt, fundó en Pisa la revista The Liberal, cuya publicación se interrumpió enseguida debido a la muerte del primero y a la disputa de Byron con Hunt.
Orientado cada vez más hacia la causa liberal, en 1823, a raíz de la rebelión de los griegos contra los turcos, Lord Byron reclutó un regimiento para la causa de la independencia griega, aportó sumas económicas importantes y se reunió con los insurgentes en julio de 1823 en Missolonghi. Murió de unas fiebres en esta misma ciudad poco después, a los treinta y seis años de edad.
La fama de que gozó en su época se ha visto reducida en gran medida con el paso de los años y el aumento de la perspectiva histórica. Se ha discutido el valor literario y sobre todo el carácter innovador de sus composiciones líricas, mientras que su facilidad versificadora y su expresión ágil e incisiva mantienen el interés de sus sátiras y composiciones narrativas. Byron encarnó para sus coetáneos el ideal del héroe romántico, tanto en su obra como en su vida, y como tal fue considerado y admirado por no pocos escritores, José de Espronceda y Gustavo Adolfo Bécquer entre ellos.


LOS ROMÁNTICOS Y LA LIBERTAD: VICTOR HUGO.
(Besançon, Francia, 1802 - París, 1885) Escritor francés. La infancia de Victor Hugo transcurrió en Besançon, salvo dos años (1811-1812) en que residió con su familia en Madrid, donde su padre había sido nombrado comandante general. De temprana vocación literaria, ya en 1816 escribió en un cuaderno escolar: «Quiero ser Chateaubriand o nada».
En 1819 destacó en los Juegos Florales de Toulouse y fundó el Conservateur littéraire, junto con sus hermanos Abel y Eugène, pero su verdadera introducción en el mundo literario se produjo en 1822, con su primera obra poética: Odas y poesías diversas. En el prefacio de su drama Cromwell (1827) proclamó el principio de la «libertad en el arte», y definió su tiempo a partir del conflicto entre la tendencia espiritual y el apresamiento en lo carnal del hombre.
Pronto considerado como el jefe de filas del Romanticismo, el virtuosismo de Victor Hugo se puso de manifiesto en Las Orientales (1829), que satisfizo el gusto de sus contemporáneos por el exotismo oriental. La censura de Marion Delorme retrasó su aparición en la escena teatral hasta el estreno de Hernani (1830), obra maestra que triunfó en la Comédie Française.
En 1830 inició una fase de singular fecundidad literaria, en la cual destacaron, además de distintos libros de poesía, su primera gran novela, Nuestra Señora de París, y el drama Ruy Blas. En 1841 ingresó en la Academia Francesa pero, desanimado por el rotundo fracaso de Los burgraves, abandonó el teatro en 1843. La muerte de su hija Léopoldine, acaecida mientras él estaba de viaje, sumada al desengaño por la traición de su esposa con su amigo Sainte-Beuve, lo sumieron en una honda crisis.
Entregado a una actividad política cada vez más intensa, Victor Hugo fue nombrado par de Francia en 1845. Pese a presentarse a las elecciones de 1848 en apoyo de la candidatura de Luis Napoleón Bonaparte, sus discursos sobre la miseria, los asuntos de Roma y la ley Falloux anticiparon su ruptura con el Partido Conservador. El 17 de julio de 1851 denunció las ambiciones dictatoriales de Luis Napoleón y, tras el golpe de Estado, huyó a Bélgica. Si bien es cierto que no publicó ninguna obra entre 1843 y 1851, concibió su novela Los miserables y compuso numerosos poemas que aparecieron posteriormente.
En 1852 se instaló, con su familia, en Jersey (Reino Unido), de donde pasó en 1856 a Guernesey. Allí permaneció, en su propiedad de Hauteville-House, hasta 1870. Republicano convencido, denunció sin tregua los vicios del régimen conservador de su país y en 1859 rechazó la amnistía que le ofrecía Napoleón III.
De este exilio de veinte años nacieron Los castigos, brillante sarta de poesías satíricas, la trilogía de El fin de Satán, Dios y La leyenda de los siglos, ejemplo de poesía filosófica, en la que traza el camino de la humanidad hacia la verdad y el bien desde la época bíblica hasta su tiempo, y su novela Los miserables, denuncia de la situación de las clases más humildes.
De vuelta a París, tras la caída de Napoleón III (1870), Victor Hugo fue aclamado públicamente y elegido diputado. Fue derrotado en los comicios siguientes, pero en 1876 obtuvo el escaño de senador de París, posición desde la que defendió la amnistía de los partidarios de la Comuna. Sin embargo, desengañado por la política, regresó a Hauteville-House (1872-1873).
El ritmo de su producción disminuía, pero su prestigio se acrecentaba sin cesar: un banquete conmemoró el quincuagésimo aniversario de Hernani; en 1881, su cumpleaños fue celebrado oficialmente y los senadores, en la tribuna, se levantaron sin excepción en su honor. A su muerte, el gobierno francés decretó un día de luto nacional y sus restos fueron trasladados al Panteón. Considerado como uno de los mayores poetas franceses, su influencia posterior sobre Baudelaire, Rimbaud e incluso Mallarmé y los surrealistas es innegable.


LA SENSIBILIDAD PRERROMÁNTICA: GOETHE: LAS LAMENTACIONES DEL JOVEN WERTHER Y FAUSTO.
Las desventuras del joven Werther
En 1774 se publicó por primera vez “Las desventuras del joven Werther”, una novela epistolar de perfil semibiográfico que fue escrita por el novelista, dramaturgo, poeta y científico alemán Johann Wolfgang von Goethe, el mismo creador de “Fausto”.
Este material literario que, aún en la actualidad, es apreciado por millones de lectores alrededor del mundo ofrece una romántica pero trágica historia que Goethe construyó tras protagonizar un triste incidente amoroso con Charlotte Buff, la prometida de uno de sus amigos que, pese a haber aceptado el vínculo en un primer momento, rechazó la idea de vivir una aventura junto a Goethe, a quien conoció en un evento social.
Para muchos especialistas, las características de esta propuesta hicieron que “Las desventuras del joven Werther” pronto se convirtiera en la primera novela enmarcada en lo que se ha dado a conocer como literatura alemana moderna.
Como se puede leer al comienzo de este artículo, Goethe le dio a este libro una estructura epistolar, es decir, presentó la información como parte de una serie de cartas que el joven Werther, un artista sensible y apasionado, le escribió a su amigo Wilhelm.
A través de esos mensajes, el protagonista deja al descubierto sus sentimientos hacia Lotte, una hermosa muchacha comprometida con un hombre mayor que logró, sin proponérselo, conquistar su corazón.
El tiempo pasa, la relación entre él y la joven se vuelve cada vez más cercana pero jamás llega a satisfacer los deseos de Werther, a quien Lotte, convencida de querer respetar a su esposo, le pide que suspenda sus frecuentes visitas.
Durante su último encuentro, ambos se besan, pero ese contacto, lejos de marcar el inicio de un nuevo vínculo, se convierte en un beso de despedida eterna, ya que Werther, golpeado por la tristeza y la resignación de que su amor no sea correspondido, decide quitarse la vida.
Fausto.
Muchos escritores y artistas de múltiples ámbitos encontraron, en algún momento de su vida, inspiración en un personaje de ficción llamado Fausto. Gracias a ello, a lo largo de la historia han aparecido una gran cantidad de obras literarias y propuestas musicales que tienen como protagonista a ese ser que, según se cuenta, era mago y decidió vender su alma al diablo para obtener sabiduría.
Al igual que Estanislao del Campo, Johann Wolfgang von Goethe sintió una gran atracción por esta leyenda y así fue cómo elaboró una obra dramática (donde, además de la tragedia, hay espacio para el amor, la pasión, la religión y el conocimiento científico) que, con el tiempo, se transformó en un clásico de la literatura universal.
Aunque esta obra maestra compuesta por dos partes y concebida más que para ser representada, para ser leída, recién apareció de forma completa en 1833, la primera versión de este relato basado en diálogos apareció en 1808, más de treinta años después de que el autor completara la compleja pieza inicial.
A través de las vivencias de Fausto y la parábola del pacto con el diablo a cambio de juventud, Goethe invita al lector a reflexionar sobre la problemática de los límites y el sentido del accionar de los seres humanos. En este contexto, el relato y la pluma del alemán actúan como disparador de profundos pensamientos en torno a las posibles ventajas de este tipo de alianzas y a las razones que podrían llegar a justificar semejante trato.
Las conclusiones derivadas de esta fábula, además, bien podrían dar como resultado que el malvado de la historia no sea un ser aparte, sino nuestro otro yo.
Como resulta evidente, esta historia no sólo vuelve apasionante al hábito de la lectura sino que también lleva a disfrutar el proceso del análisis de la trama

LA NOVELA REALISTA EN EUROPA: PAPÁ GORIOT DE HONORÉ DE BALZAC Y CRIMEN Y CASTIGO DE DOSTOIEVSKI
Papá Goriot de Honoré de Balzac
Esta novela relata el drama de un viejo fabricante de fideos, el Papá Goriot del título, empobrecido habitante de una pensión que se ha sacrificado para darles todo a sus hijas. Por su parte, éstas le responden con su ingratitud y abandono. El libro relata la vida de este hombre y los demás habitantes de la pensión, su progresiva entrada en la miseria y su dolor por ser causa de vergüenza para sus hijas, que –si bien vanidosas, egoístas y superficiales- son todo lo que tiene en el mundo.
Otro protagonista de la historia es Eugene de Rastignac. Él es quien introduce al lector en la novela y le permite conocer la mentalidad de los demás personajes. Se trata de un joven y ambicioso estudiante, guiado por fuertes valores morales. Este personaje aparecerá más adelante en otras obras de Balzac. A lo largo de la novela, se describen sus intentos por ascender socialmente, y se compara su éxito con la caída irremediable de Papá Goriot.
Publicada en 1834 para la Revué de París, esta obra de Balzac forma parte de las Escenas de la vida privada de ese monumental proyecto literario, la Comedia Humana, que concibió como un análisis de la sociedad parisina de su tiempo. Cada libro refleja la realidad de distintos estratos sociales, a los que se propone retratar objetivamente. Balzac se ubica dentro del género conocido como novela realista.
Crimen y Castigo de Fedor Dostoievski
El escritor narra el asesinato de una avara anciana usurera llamada Elena Ivanovna, cometido por el estudiante universitario Raskolnikov que tenía problemas económicos para continuar con sus estudios, Raskolnikov, después de matar al prestamista y a su hermana con un hacha se apodera de todas las alhajas. Luego se deshace del arma homicida y esconde las alhajas en el hueco de un patio, cerca de un edificio.
Los días pasan agobiando al joven criminal con delirio de persecución y pesadillas. Su conciencia vigilante se subleva y no lo deja en paz. La policía lo cita por ciertas dudas que tiene con su persona con relación al crimen de la vieja usurera y, cuando le mencionan el crimen Raskolnikov se desmaya. Se agrava la salud del joven Raskolnikov y sufre de insomnio por la intensa tensión nerviosa que padece.
El joven se comporta como un loco y pierde los papeles con suma facilidad. El solo se va delatando por su actitud sospechosa. El cree que ya todos sospechan de su persona. En todas partes ve como alucinado un dedo acusador. Raskolnikov vive abandonado a su suerte, su amigo del alma Rasumikin, lo reconforta y le cambia los andrajos por ropa nueva. En los momentos más difíciles, Sonia, siempre lo está visitando porque lo ama.
En una visita cuando Raskolnikov se sorprende al verla Sonia le dice: vine a saber cómo te encuentras y él le responde: Sonia siempre te has portado muy bien conmigo, no lo merezco y ella le dice que no diga eso porque se siente a gusto con u compañía. Y él así mismo se dice, pobre Sonia, es tan buena. Sé que me ama pero yo nada puedo ofrecerle. Se merece a alguien mejor que yo. Sonia se despide de él. Raskolnikov lleno de temor y de dudas se queda dormido, así paso el día. A la mañana siguiente salió a la calle y anduvo al azar, finalmente ingreso en un café allí tomo un té y leyó los periódicos de los últimos 5 días, buscando las noticias que hablaran sobre el crimen.
En la cafetería se encuentra con Zamertoff, con quien habla sobre el crimen que se cometió con la usurera. Zamertoff queda intrigado con la conducta de Raskolnikov y se dice a sí mismo: muy extraño su comportamiento, me dio la impresión de estar asustado y por eso esa actitud, se lo contare al inspector de policía.

Se despidieron y el joven Raskolnikov estuvo por la calle vagando horas y horas sin rumbo fijo, sin dejar de pensar en el crimen que cometió, y cuando regresaba a su casa se encontró con su amigo Dimitri y ambos fueron a su casa. Allá los esperaba su madre Pulquería y su hija Dunia.
Luego de una conversación, Raskolnikov se desmaya y lloran las dos mujeres. Raskolnikov recupera su salud que estaba quebrantada, gracias a los cuidados de su amigo Dimitri Rasumikin y las atenciones de un medico amigo.
El joven Raskolnikov alterna entrevistas con su adorada madre y con su hermana. El joven universitario va a casa de Sonia y juntos leen la biblia. Los dos jóvenes se aman en silencio.
Posteriormente Raskolnikov le confiesa a Sonia que él es el asesino de la usurera; ella queda tremendamente impresionada, le dice que jamás lo abandonara y que siempre estará a su lado, el joven por fin decide entregarse a las autoridades y confiesa su culpa. Un mes después es condenado a 8 años de trabajos forzados de segunda categoría en Siberia.

LAS NOVELAS SOBRE MUJERES: LA REGENTA, ANA KARENINA O MADAME BOVARY
La Regenta de Leopoldo Alas "Clarín"
Los capítulos 1 al 15 se refieren a realidades pasadas en las que se narran sucesos que abarcan desde el mediodía del 2 de octubre hasta la noche del 4.
Pero también destaca la profundidad psicológica de sus personajes, sin precedentes en la literatura castellana; es, dicho de otra manera, un estudio del alma de cada uno de ellos.
En los 15 capítulos siguientes el tiempo adquiere una dimensión lineal de tres años de duración.
Su argumento es como sigue: Ana Ozores, hijo de un revolucionario llamado don Carlos y de una modista que murió al darla a luz, inicia su vida en un medio carente de afecto y bajo riendas de su allá, Camila, mujer hipócrita y lujuriosa. No puede refugiarse tampoco en el cariño del padre, ya que este debe marchar debido a problemas políticos. Anita se dedica a la lectura de maestros como San Agustín y San Juan, lo que le produce arrebatos místicos que dejan huellas imborrables en su carácter.
A la muerte del padre queda la huérfana dependiendo de una pareja de tías que residían en Vetusta, la capital de provincia. Agueda y Anuncia, que así se llamaban las tías, lejos de sentir cariño por la huérfana, tan solo pensaban en encontrar para ella un hombre acaudalado que quisiera tomarla por mujer. A la edad de 20 años, Ana se casa con un hombre de 50, un magistrado educado y muy gentil.
Este matrimonio se llevó acabo patrocinado por el confesor de Ana, Cayetano Ripamilán, para evitar que las mojigatas tías intervinieran para casarla con Frutos, un ser de bajos instintos, cruel y patán. La pareja sale para Granada, donde Vítor Quintanar, esposo de Ana, desempeña un cargo muy importante.
Años después, don Víctor es llamado Regente de Audiencia en Vetusta y se traslada allí con su mujer, que es ahora la regenta y que sufre al no poder consumar completamente su matrimonio debido a la edad avanzada de su esposo. Ella continúa con la lectura de los místicos y comenta sus crisis con un nuevo confesor, Don Fermín, quien por esa época y acuciado por su madre, ejercía completa influencia sobre el obispo (Fortunato Camoirán), hasta el punto de llegar a manejar a su modo la diócesis.
Don Fermín comienza a sentirse enamorado de la regenta y se siente torturado por una pasión que es imposible debido a su sacerdocio. Ana huye al saber lo que ha despertado en el corazón del sacerdote; entonces entra propiamente en escena Álvaro Mesía, jefe del partido liberal, un campesino ignorante con ínfulas de conquistador, quien la pretendía desde tiempo atrás. Ana se entrega completamente a él, dando salida a sus instintos insatisfechos.
Como es lógico suponer, estos amores llegaron a oídos del esposo ofendido, quien desafía a Mesía y pierde la vida en el duelo. El cobarde Álvaro Mesía huye de vetusta.

Ana Karenina de Leon Tolstoi
Narra la trágica pasión amorosa de Ana, casada sin amar con el ministro Alejo Karenin, pero se enamora perdidamente del joven oficial Alexis Vronski.
Después de una lucha interna, abandona su casa, su esposo, su hijo, para irse a vivir con Vronski.
La falsa situación social, la prohibición de ver a su hijo, las continuas reyertas entre los amantes, provocan la ruptura y la desesperación que obliga a Ana a arrojarse en la vía férrea al paso del tren.
Desarrolla la pasión condenable de Ana, el autor demuestra que es un maestro en el conocimiento de la vida psíquica y que él dominaba “Dialéctica del alma”.

Madame Bovary de Gustavo Flaubert
La novela narra la historia de la bella Emma Rovault, hija única de un humilde granjero de Berteaux. Ella fue educada en un convento de monjas y con una mentalidad romántica. A la vida de los estudios y oraciones sigue un matrimonio con el medico Carlos Bovary.
Emma Bovary, pronto se siente enferme, desencantada y nerviosa.
Entonces, el doctor Carlos Bovary y su hermosa mujer se trasladan a Yonville, cerca de Ruan, para que cambie de ambiente. Un Braile en el castillo de los marqueses de Andervilliers, despierta en la hermosa mujer los anhelos de una vida más bella. Emma Bovary se enamora perdidamente del joven León Dupuis, con el que mantiene una relación platónica.
Después de cierto tiempo el amante León abandona a Emma, por que viaja a París para terminar sus estudios. Rodolfo Boulanger conquista a Emma, al poco tiempo de ausentarse león Dupuis, con Rodolfo pasan una buena temporada de apasionado amor. Con motivo de una acalorada discusión con su suegra, la sinvergüenza Emma propone a su amante Rodolfo la huida a París; pero este al final no acepta.
La adultera Emma Bovary vuelve a los amoríos con el joven León Dupuis para llenar su tedio. Todo esto supone unos gastos que no puede ella soportar y viene en seguida el embargo y su fatal hundimiento. Desesperada ante deudas impagables envenena con arsénico, hundiendo en un profundo dolor a su marido Carlos, que muere de disgusto.

LA NOVELA FRANCESA: ROUSSEAU: EL CONTRATO SOCIAL, EL EMILIO
El Contrato Social
El estado nacido del pacto inicial entre los hombres tiene la obligación de garantizar la libertad a través de las leyes, promover la equidad distributiva de la riqueza y alentar un sistema educativo basado en inculcar en los niños un fuerte sentimiento de amor por la colectividad. Sobre estos beneficios se basa el difícil equilibrio propuesto por Rousseau en "El contrato social", una obra fundamental entre los grandes clásicos del pensamiento político.
Lo que hace de este libro de Rousseau un clásico fundacional del pensamiento político de la modernidad es el modo en que elabora una teoría de la soberanía como sujeto y una formulación del punto de vista de la legitimidad como instancia crítica.
El Contrato social, como el propio Rousseau nos indica en las "Confesiones", constituye la primera parte doctrinal de una obra sobre Instituciones políticas en la que el autor comenzó a trabajar hacia 1750 y que, probablemente por razones teóricas, nunca llegó a acabar.
Así como en el "Emilio" Rousseau narra y teoriza la construcción de un sujeto humano, a la vez individual y genérico, que ejemplifica la construcción de una identidad racional, en la que cultura y naturaleza se entrelazan de forma no opresiva, el Contrato social construye un sujeto colectivo, la voluntad general, que permite pensar el tipo de vínculo social legítimo en el que no habría contradicción entre individuo y colectividad.
Más allá de los debates específicos a que la propuesta de Rousseau ha conducido, su actualidad es considerable en una sociedad como la nuestra que, al hablar de "muerte de lo político" y hasta de "sociedad sin hombres", se está quedando sin categorías filosóficas desde las que pensar el espacio político indispensable para dirimir los nuevos conflictos.

El Emilio.
El Emilio es una obra escrita por Juan Jacobo Rousseau, quien tiene en su haber muchas obras pero nos referiremos a ésta en especial por estar enfocada a la educación y hay algo en ella que me hace pensar que a pesar de que fue escrita en una época y para una sociedad determinada, hoy en día se sigue leyendo y cuestionando porque nos hace reflexionar sobre el tipo de hombre que queremos formar.
Rousseau hace una severa crítica a la sociedad de su época dice que los maestros enseñan sólo lo que el gobierno quiere que se enseñen o el maestro quiere enseñar sin tener en cuenta las capacidades y cualidades del educando.
Al escribir esta obra lo hace con la intención de crear un tratado sobre educación tomando en cuenta a los padres de familia en quienes tiene gran confianza para designarlos como los primeros educadores del ser humano seguidos de los maestros, tratando de prepararlos a ambos para ser parte o clave importante en el proceso educativo, me pregunto ¿cuántos años hace de esto?, tres siglos quizá y en este momento encontramos que el gobierno de nuestro país ha tomado en cuenta a los padres de familia capacitándolos mediante la creación de escuelas para padres y sus respectivas guías de apoyo para resaltar el papel de estos, como iniciadores del proceso educativo del individuo que se origina primeramente en el hogar y después en la escuela.
Tilda a la sociedad de su época y dice sin temor a equivocarse que la sociedad hace que el hombre pierda su esencia natural al malearlo con los problemas que a esta le aquejan y que el hombre cae en ellos por la falta de capacidad para pensar y razonar que la educación que recibió le negó.
Ahora bien el Emilio nace dentro de una sociedad gobernada por la monarquía absoluta  durante el reinado de Luis XV en Francia y  lo da conocer en el gobierno del sucesor de este Luis XVI, no es de extrañar que el sueño de Rousseau fuera el crear ciudadanos libres de acción y de pensamiento, la educación de las personas en esa época era impartida por la Iglesia quien no les permitía obtener conocimientos más allá de la conveniencia de ésta y del poder, sumiendo al hombre de esa época en un ser ligado a las decisiones del monarca, por eso en esta obra el pensador en mención propone un nuevo modelo pedagógico y una moral educativa para la creación de ciudadanos libres y pensantes.
Las intenciones de la obra “el Emilio” en su época no fueron captadas sino como una simple novela que es una fuerte crítica al aparato político o régimen en el poder, escrito de una manera satírica, irónica y hasta humorística, quizá en su momento sólo personas como Voltaire hayan captado la intención de esta obra.
Dice que en el hombre la educación se da por medio de la educación inicial (familia), la instrucción (escuelas) y por último la formación (cuando el hombre piensa y actúa por sí mismo, se pregunta cómo es la educación que recibió y si puede hacer algo para mejorarla, es decir pensar más allá de lo aprendido.
Define a la educación como “un proceso por medio del cual las cosas, las personas, las instituciones afectan al individuo, se cree que toma este concepto de Goethe , ¿cuánto tiempo hace de esto?, y veo que hoy en día es un concepto aplicable a la educación que recibimos por la siguiente razón: vivimos en una sociedad “democrática” donde nuestras instituciones educativas imparten la educación que previamente el Estado ha considerado acorde a sus propios intereses, sin permitir el desarrollo pleno de las facultades cognoscitivas, de pensamiento y razonamiento del individuo, pues serían un peligro para estos “Estados libres y soberanos”.
Con esta obra Rousseau ha logrado que las generaciones venideras tomen en serio los problemas de la educación, con sus ya viejos vicios que no han sido arraigados y siguen disfrazados hasta nuestra época.
Este autor fue de los primeros teóricos que hace una separación entre un niño y un adulto,  diciendo que las personas deben ser educadas de acuerdo a la edad, sus necesidades y facultades y no sólo al capricho del maestro y aún más allá de la conveniencia de un sistema político, que determinar que aprender y cuando aprender con sus planes y programas de estudios elaborados por burócratas que nada tienen que ver con las necesidades reales de las personas a educar, el maestro deber ser quien debe guiar al alumno a la defensa de su libertad.
No es de extrañar pues el contenido de esta obra ya que su autor tuvo contacto con las más destacadas personalidades de su época como Voltaire, Diderot, D’Alembert iniciadores de la corriente de los enciclopedistas quienes con sus ideas lograron que su país y países como el nuestro lograran cambiar su forma de gobierno impulsando con ello la Revolución Francesa y nuestra guerra de Independencia, los pensamientos de Rousseau siguen en la actualidad causando admiración y controversias en las actuales sociedades








CONCLUSIÓN.
A través de este trabajo pude concluir que:
·         El romanticismo es un movimiento que se creó en la primera mitad del siglo XIX.
·         Su origen y sus bases se encuentran en Alemania, en los movimientos nacionalistas.
·         Rousseau creo al culto individuo al afirmar “siento antes de pensar”.
·         El romanticismo destaca la importancia del sentimiento y la imaginación.
·         En el avance de la literatura romántica se destaca la imaginación sobre la razón, la
·         emoción sobre la lógica y la intuición sobre la ciencia.
·         Al propagarse el movimiento romántico empezaron a crearse temas, los que ocuparon el centro de las preocupaciones de los escritores. (Ej.: libertad, naturaleza, la pasión por lo exótico, el amor y la muerte, etc.)
·         El tema del arte romántico es la vida psicológica íntima.





1 comentario:

  1. Que buena idea colocar musica en la pag desde que mandaron a investigar este contenido, abro la pag cuando quiero escuchar buena musica

    ResponderEliminar

¿Qué te pareció la entrada?