Documentos

miércoles, 29 de junio de 2011

Fundamentos Teóricos de la Evaluación

    REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
           MINISTERIO DEL PODER POPULAR
      PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LOS LLANOS OCCIDENTALES
“EZEQUIEL ZAMORA”
UNELLEZ – SOSA





FUNDAMENTOS TEÓRICOS DE LA EVALUACIÓN



DOCENTE                                                                                                                        BACHILLERES
 CARMEN AGUIRRE                                                                                                 ANYELA VALERO
BICKI RAMÍREZ
BILHA MONZÓN
DELIA SÁNCHEZ
DOMINGO RAMÍREZ
JESSICA ARAUJO

EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE



CIUDAD DE NUTRIAS, MAYO DE 2011

INTRODUCCIÓN

     Se puede hablar de evaluación en todos los campos de actividad del ser humano, pero el objeto de nuestro interés aquí, es la evaluación de los aprendizajes en el campo escolar; por lo tanto nos referiremos a ella exclusivamente.
     La evaluación de los aprendizajes escolares se refiere al proceso sistemático y continuo mediante el cual se determina el grado en que se están logrando los objetivos de aprendizaje. Dicho proceso tiene una función primordial dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, pues por medio de ella se retroalimenta dicho proceso.
     Si como resultado de la evaluación descubrimos que los objetivos se están alcanzando en un grado mucho menor que el esperado o que no se están alcanzando, inmediatamente surgirá una revisión de los planes, de las actividades que se están realizando, de la actitud del maestro, de la actitud de los alumnos y de la oportunidad de los objetivos que se están pretendiendo. Todo este movimiento traerá como resultado un reajuste, una adecuación que fortalecerá el proceso enseñanza-aprendizaje que se viene realizando; es así como la evaluación desempeña su función retroalimentadora.
     Imaginar el proceso enseñanza-aprendizaje sin evaluación, sería como salir a un camino deseando llegar a determinado lugar, pero sin preocuparnos en ningún momento por analizar las señales que nos indican si vamos por el camino adecuado; correríamos el riesgo de descubrir tardíamente que hemos llegado a donde no deseábamos, o que llegamos, pero habiendo utilizado el camino más complicado porque no nos detuvimos a observar que había otro más corto y en mejores condiciones.
Evaluar, en otras palabras, es reunir todas las evidencias posibles que en forma objetiva podamos encontrar a favor o en contra de cada una de las actividades que se están desarrollando dentro del proceso enseñanza-aprendizaje.

EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

     La evaluación de los aprendizajes es un proceso permanente de información y reflexión sobre el proceso de producción de los aprendizajes y requiere para su ejecución de la realización de los siguientes procesos:
-      Recolección y selección de información sobre los aprendizajes de los alumnos, a través de la interacción con ellos, la aplicación de instrumentos, las situaciones de evaluación, etcétera.
-      Interpretación y valoración de los aprendizajes en términos del grado de desarrollo de los criterios de evaluación establecidos en cada área y, por ende, el grado de desarrollo de la competencia. La valoración debe darse en términos cualitativos.
-      Toma de decisión, que involucra el establecimiento de un plan de acción que permita al alumno conocer, reforzar y estimular los aprendizajes que debe desarrollar con la ayuda del docente, quien deberá planificar nuevas estrategias de enseñanza-aprendizaje, según las conclusiones a las que se llegue en la evaluación.
     La mayoría de las definiciones actuales coinciden en reconocer, como procesos básicos de la evaluación, la recogida de información y la emisión de un juicio valorativo. No obstante, existen discrepancias en la extensión del concepto, y por tanto del proceso evaluativo en su totalidad, en lo que se refiere a la inclusión o no del juicio valorativo y de la toma de decisiones derivadas de la información y valoración que se realizan, así como de la ejecución de esas decisiones y sus resultados.
     Una importante característica de la evaluación del aprendizaje es la interrelación que se establece entre los sujetos de la acción: el evaluador y el evaluado. De hecho, el objeto sobre el que recae la evaluación es otra persona -individual o en grupo- que se erige como sujeto de la acción y coparticipa, en mayor o menor medida en la evaluación. Aún más, para el caso de la evaluación del aprendizaje la pretensión debe ser que el evaluado esté en capacidad de devenir su evaluador.
     Obviamente la evaluación del aprendizaje constituye un proceso de comunicación interpersonal, que cumple todas las características y presenta todas las complejidades de la comunicación humana; donde los papeles de evaluador y evaluado pueden alternarse, e incluso, darse simultáneamente. La comprensión de la evaluación del aprendizaje como comunicación es vital para entender por qué sus resultados no dependen sólo de las características del "objeto" que se evalúa, sino, además, de las peculiaridades de quien(es) realiza(n) la evaluación y, de los vínculos que establezcan entre sí. Asimismo, de las características de los mediadores de esa relación y de las condiciones en que se da ésta.

EVALUACIÓN Y MEDICIÓN

     En su acepción tradicional e incluso en la práctica docente, suelen confundirse la medición y la evaluación y, en consecuencia, hasta se identifican sus técnicas. Por esta razón, como en otros lugares de este texto, es conveniente, o necesario, hacer la referencia sobre los conceptos, muy utilizados pero casi nunca aclarados. Los alumnos habrán así, antes de iniciar su tarea, definido los términos:

     Medición: La medición es la expresión objetiva y cuantitativa de un rasgo y sólo se transforma en elemento en cuanto se la relaciona con otras mediciones del sujeto y se la valora como una totalidad.
     La evaluación es el proceso mediante el cual se emite una serie de juicios sobre la base de cierta información recibida; la medición es el proceso que proporciona tal información y podríamos localizarla en un lugar subordinado y como sirviendo a los propósitos de la evaluación.

     Evaluación: La evaluación es un proceso integral que permite valorar los resultados obtenidos en términos de los objetivos propuestos, acorde con los recursos utilizados y las condiciones existentes.
     Esto implica la obtención de informaciones que permitan la elaboración de juicios “válidos” acerca del alcance de determinado objetivo, de la eficiencia de un método, etc. Para el logro de esas informaciones la evaluación utiliza la medición, la cual garantiza datos más válidos y confiables en los cuales fundamentar los juicios.
     “La evaluación educacional ha sido, y hasta cierto punto sigue siendo, un proceso más bien estancado de pruebas estandarizadas, calificación, colocación, certificación y acreditación, que sirve para mantener pautas normativas...”. “La definición de la evaluación como medición se limita evidentemente, sólo a aquellas cosas que pueden ser medidas con pruebas estandarizadas”.

CARACTERÍSTICAS DE LA EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

     Integradora: es concebida como una unidad integral de lo cognitivo, lo afectivo- motivacional, actitudinal, transcurre a lo largo del proceso pedagógico y el docente obtiene toda la información necesaria acerca del logro de los objetivos de las y los estudiantes para la toma de las decisiones adecuadas.
     Toma en cuenta los avances sistemáticos en la asimilación de los contenidos de la educación: los conocimientos, los hábitos, las habilidades, las destrezas, las normas de comportamiento y los procesos de la actividad creadora y laboral, así como de la formación de actitudes, valores y convicciones.
     Considera todos los factores que intervienen en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Toma en cuenta al estudiante durante todo el proceso en todos los contextos de actuación.

     Desarrolladora: parte del diagnóstico permanente para estimular las potencialidades en el aprendizaje, en la formación y en el crecimiento humano. Está orientada a la participación activa y consciente en la solución de tareas educativas, tanto individuales como colectivas, con diferentes niveles de complejidad y de acuerdo con lo alcanzado por los (las) estudiantes.

     Formadora: está centrada en el carácter orientador y formativo de la labor educativa. Contribuye al desarrollo de valores, actitudes, hábitos y a la espiritualidad del estudiante. Fortalece la reflexión individual para el enriquecimiento de la personalidad en su compromiso social, comprometido con las mejores causas para el beneficio colectivo y, a su vez, crítico, actuando ante las injusticias, las agresiones y manifestaciones de discriminación del ser humano y de la sociedad en general.

     Permanente: se realiza en forma sistémica, sistemática y lógica (secuencial y gradual); brinda un conocimiento constante de logros y avances de los y las estudiantes. Al mismo tiempo, permite las orientaciones necesarias para la solución de las dificultades, con la ayuda del docente, otros estudiantes, la familia y los demás actores educativos. Transcurre durante todo el curso y se realiza en todos los momentos del proceso pedagógico.

     Diferenciada: considera las diferencias individuales partiendo de que el alcance de los aprendizajes no se da en todos los seres humanos de manera uniforme, por lo que será necesario atender de manera individual a cada uno de los (las) estudiantes, adecuando los procesos de enseñanza para lograr los objetivos de acuerdo con su ritmo de aprendizaje.

     Participativa: propicia la participación del estudiante, sus compañeros de grupo, el colectivo de docentes, así como de su familia y el resto de los actores involucrados en el proceso educativo, y se manifiesta en los procesos de autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación.

PRINCIPIOS DE EVALUACIÓN

     Integral: toma en cuenta los rasgos relevantes de la personalidad del alumno, el rendimiento y los factores que intervienen en el proceso de aprendizaje.

     Continua: se realiza en varias fases, utilizando estrategias de aprendizaje variadas.

     Cooperativo: permite la participación de todos los que intervienen en el proceso educativo: Coordinador. Tutor, profesor, orientador.

FUNCIONES DE LA EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

      Pedagógicas: Bajo este rubro se sitúan diversas y constructivas funciones de la evaluación que, aunque tratadas con diferentes denominaciones por diversos autores, coinciden en lo fundamental respecto a sus significados. Entre ellas se nombran las funciones: orientadora, de diagnóstico, de pronóstico, creadora del ambiente escolar, de afianzamiento del aprendizaje, de recurso para la individualización, de retroalimentación, de motivación, de preparación de los estudiantes para la vida.
    
     Administrativa: bajo este criterio la evaluación funciona para llevar el control en las instituciones desde el punto de vista calificativo, permitiendo de esta forma funcionar como una escala que permite determinar y controlar los procesos académicos del estudiante, el docente y la comunidad donde se desarrolla la actividad educativa.

     Orientadora: guía las acciones de los docentes y los (las) estudiantes para lograr los objetivos propuestos.

     Diagnóstica: permite determinar los niveles de aprendizajes alcanzados por el o la estudiante de acuerdo con los objetivos planteados.

     Retroalimentadora: ayuda a tomar decisiones para que él o la docente rediseñe las estrategias educativas y se superen o eliminen las dificultades que el estudiante presenta en su proceso de aprendizaje.

     Informativa: ofrece información sobre el avance del logro de los objetivos a los estudiantes, a los padres y representantes, a los docentes y a los actores educativos en general.

TIPOS DE LA EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

     Diagnóstica: es la que se realiza al inicio y durante el desarrollo del aprendizaje para detectar el avance de los logros alcanzados por el estudiante.

     Formativa: se realiza durante todo el proceso determinando en que medida se están logrando los objetivos educativos, permitiendo la toma de decisiones para mejorar el rendimiento escolar del estudiante.

     Sumativa: recoge progresivamente los logros obtenidos por el estudiante con respecto a los objetivos previamente establecidos. Y son presentados al final de cada proceso de evaluación

FORMAS DE PARTICIPACIÓN EN LA EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

     Autoevaluación: es el proceso en el cual el estudiante valora su propio aprendizaje en todos los contextos, reconociendo sus logros y deficiencias, analizando y considerando su actuación individual y en colectivo, y se propone acciones para eliminar sus dificultades.

     Coevaluación: es la evaluación de la actuación del estudiante y del grupo como un todo con el objeto de lograr los objetivos, es decir, se realiza de manera recíproca.

     Heteroevaluación: es la evaluación que se realiza por los actores educativos sobre los logros del estudiante en el proceso educativo.

     Cualitativa: es una evaluación descriptiva pedagógica integral del logro de las metas y los objetivos educativos.

     Cuantitativa: se apoya en la medición del proceso de aprendizaje de los estudiantes en los logros de los objetivos.

TENDENCIA DE LA EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE

Enfoques de evaluación:

1.      Enfoque tradicional:

Ha estado ligada al desarrollo de exámenes, test y pruebas, su razón de ser se ha definido en función de instrumentos o técnicas. El rol fundamental de la evaluación tradicional está centrada en la fase final del proceso de enseñanza – aprendizaje, le interesa determinar la cantidad de conocimiento o contenidos que maneja el alumno durante un tiempo de enseñanza.

Posee los siguientes procesos y características:
-      Proceso lineal, terminal (culmina con la calificación).
-      Es rígido (porque se aplica en un momento determinado).
-      Es paralelo a la enseñanza, es asistemático (recae en improvisaciones).
-      Selectivo (busca promover o repetir al alumno).
-      Es un proceso punitivo (constata éxitos y fracasos finales).

Posee diferentes acepciones de evaluación:

a.       Evaluación como juicio - Forma más antigua (se remonta a la antigua China a.c)
-      se caracteriza por el predominio de exámenes orales en que los jueces determinan el rendimiento final de los estudiantes.
-      Inmediatez en sus resultados.
-      Subjetividad de los juicios (discrepancia con los jueces, factores ambientales y personales- diferente complejidad de las preguntas).

b.      Evaluación como medición: Principios del Siglo XX.
-      Se conoce con los test mentales de Castell (1890) destinados a medir las capacidades mentales de los individuos.
-      Desemboco en los test objetivos de rendimiento.
-      Acepción de carácter científica atribuida a cada medición.
-      Los resultados se pueden manipular estadísticamente y reducirse a indicadores globales del comportamiento del grupo.
-      Impide a emisión de juicios personales de parte del profesor.

c.       Evaluación como congruencia: Tyler (1930).
-      Las pruebas deben medir los cambios producidos por los medios educativos. Aspectos del currículo, a saber, a los planes de estudio, al programa, etc.
-      Permite vislumbrar la importancia de los procesos educativos, y no solo el producto.
-      La desventaja recae en que si los objetivos son deficientes, correspondería necesariamente a una evaluación deficiente.
-      Como también al relajo de parte del profesor, descuidando la posibilidad de retroalimentación durante el proceso y centrarse en el logro final.

2.      Enfoque Actualizado – (Integración de los tres enfoques anteriores).
-      El proceso de obtener evidencias (medición) que nos permita juzgar (juicio) el grado de logro (congruencia) de los objetivos de aprendizaje.
-      Las nuevas acepciones señalan a la evaluación como fuente de información para la toma de decisiones.
-      Evaluación para la mejora, renovación, cambio de las prácticas habituales del sistema.
-      Actividad permanente y flexible, cada vez más científica.

     En un enfoque actualizado la evaluación asume los siguientes procesos:
-      Es cíclico (se inicia con la formulación de los objetivos, culmina con la confirmación de estos).
-      Integrador (no solo se preocupa del rendimiento sino de los factores que influyen en el condicionamiento del aprendizaje).
-      Es inherente a aprendizaje (esta consustancialmente ligada a esta, no es paralela).
-      Sistemática (que se planifica conduce y evalúa).
-      Diagnostica (le interesa detectar deficiencias en el aprendizaje).
-      Dinámica (se adecua a las circunstancias).
-      Analítico (mediante el estudio de resultados tiende a descubrir eficiencia en procesos y metodologías).
-      Retroinformador (de acuerdo a los éxitos y fracasos brinda información).
-      Cualitativa (analizar aportes o resultados del aprendizaje en términos de eficiencia, calidad).
-      Motivador (a través de los resultados logra en el alumno estímulos para un nuevo aprendizaje).

     Desempeña tres roles:

  1. Rol diagnostico
-      Determinación del nivel de conocimientos que el alumno ya posee con respecto a su nuevo aprendizaje
-      Grado de dominio de conocimiento, habilidades y destrezas previas y necesarias al aprendizaje que se inicia
-      Detección del nivel real del alumno, con el fin de establecer actividades y métodos de enseñanza.
-      Mide conductas de entrada cognitiva y psicomotoras.
-      Los procedimientos que más se emplean son las pruebas y las pautas de observación.
-      Los resultados deben ser comunicados como dominio o no dominio y no mediante calificaciones.

  1. Rol formativo.
-      Pilar básico de retroalimentación durante el proceso de aprendizaje.
-      Permite racionalización de los esfuerzos realizados en el aprendizaje.
-      Permite indirectamente una constante revisión del proceso de enseñanza aprendizaje.
-      Asegura el logro de los objetivos de aprendizaje.
-      Es eminentemente cognitiva y psicomotora al igual que la diagnostica.
-      No debiera ser cuantificable porque demuestran resultados transitorios pero no anula la razón de ser.

  1. Rol Sumativo.
-      Se inclina a certificar, calificar y reciclar el proceso de enseñanza aprendizaje. (el profesor comprueba si los alumnos han logrado o no los conocimientos, destrezas y habilidades).
-      Permite otorgar calificaciones mediante apreciaciones cualitativas y cuantitativas.
-      Los resultados entregan claridad de la metodología empleadas, los medios y actividades.
-      Debe ser efectuados al culminar una o varias unidades, con el fin de llegar a determinar el grado de logro de los objetivos terminales (pueden ser cognoscitivo, psicomotores e incluso afectivos).
-      Se presentan como logro o no logro por objetivos, a partir de ese grado de dominio emana la calificación.

     Modelos de evaluación: Helmar Frank dice: “Modelo es una imagen homeomorfa de un objeto”. El carácter “homeomórfico” supone una generalización de las características del objetivo del cual se obtiene el modelo, generalización que considera una serie de características esenciales del objeto, pero que ignora otras notas peculiares del mismo.
     La maqueta de un automóvil, de tamaño y forma normales, elaborada para ser sometida a pruebas en un túnel aerodinámico y comprobar así su resistencia al aire, constituye un modelo, porque es una imagen homeomorfa del automóvil en referencia.
     De igual manera, un plano de una vivienda, con dimensiones proporcionales del solar y de las habitaciones, constituye un modelo porque también es una imagen homeomorfa de la casa que se pretende construir.
     La descripción de una tipología genérica de fenómenos u objetos, también constituyen un modelo, porque nos permite tener una imagen del fenómeno u objeto en referencia.
     En el primer caso se tiene un modelo técnico, en el segundo caso se tiene un modelo gráfico, y en el tercer caso se tiene un modelo verbal o conceptual.
     Los modelos de la evaluación educacional son de tipo verbal o conceptual.

Clasificación de los modelos de evaluación educacional

     Los modelos de la evaluación educacional obedecen fundamentalmente a dos razones:

Función de localización: Si se toma en cuenta la función de localización, la evaluación puede ser espacial o temporal.
-      Evaluación Espacial. Es la que toma en cuenta el lugar que ocupa el sujeto evaluador en el proceso de la evaluación, este modelo puede a su vez ser de dos clases: externa e interna.
o   La Evaluación Externa: Cuando el evaluador está al margen del proceso, pero es responsable de su conducción. Ejemplo: La evaluación que un profesor aplica a sus alumnos para promocionarlos en su curso.
o   La Evaluación Interna: Cuando el mismo alumno asume la conducción del proceso y es responsable de tomar sus propias decisiones. También se le conoce como “auto evaluación”. En la práctica de la evaluación interna no excluye totalmente la participación del profesor.
-      Evaluación Temporal: Es la que toma en cuenta el momento de su aplicación, este modelo es de tres clases; inicial, formativa y sumativa.
o   Evaluación Inicial: Es la que se hace al iniciar el proceso enseñanza aprendizaje o el desarrollo del curso, tiene como propósito verificar los prerrequisitos y saberes previos que el alumno posee sobre la materia de estudio y el nivel de dominio de dicha materia.
o   Evaluación formativa: Es la que se hace durante el proceso enseñanza-aprendizaje, su propósito primordial es determinar el nivel de dominio de un aprendizaje preciso y concreto los aspectos de la tarea que aún no se han dominado. Mejorar antes que probar, es lo esencial de este modelo. La entidad que se está evaluando se ajusta en forma continua y oportuna para conducirla exitosamente. El rasgo característico de la evaluación formativa es su operatividad retroactiva, permite la realimentación inmediata. Respecto al alumno, la evaluación formativa se orienta más al aspecto cualitativo que cuantitativo de su aprendizaje.
o   Evaluación sumativa: Es aquella que se hace al término de la acción educativa; su propósito primordial es valorar el producto; sus resultados permiten decir si el alumno debe ser promocionado o no.

Función del Normotipo: Entendiéndose como tal la relación entre el diseño de evaluación y los objetivos de aprendizaje, se tienen cuatro modelos: Evaluación con referencia a la norma, evaluación con referencia al criterio, evaluación con referencia a la conducta y evaluación con referencia personalizada.
-      Evaluación con Referencia a la Norma (Norm Referenced o NR), es aquella que se elabora con un propósito estadístico. Ejemplo: El objetivo: Al final del curso, el alumno habrá de superar en buena ortografía al 15 de sus compañeros, permite la formulación de ítems referidos a la clase antes que al individuo; de entrada se presupone que el 15 de alumnos serán desaprobados. Los items pueden ser perfectamente objetivos, pero, presentan el inconveniente de que el carácter comparativo de la norma hace reposar la discriminación entre el aprobado y el desaprobado, datos ajenos al rendimiento concreto y personal del alumno. Es un modelo muy usado, pero su relatividad respecto a la materia y al juicio del profesor está permanentemente inquiriendo hasta el cuanto por ciento está permitido desaprobar en un curso.
-      Evaluación con Referencia al Criterio.- (Criterion-Referenced o CR), es aquella que se elabora en función del criterio que rige las conductas parciales del alumno. Ejemplo: El objetivo: Al final del curso, el alumno escribirá correctamente el 90 de las palabras del vocabulario usual en las que se da la aplicación a la regla “antes de b y p se escribe m”.
-      Evaluación con referencia a la conducta.- (Domain-Referenced o DR), es aquella que evalúa conductas tipo. Ejemplo: El objetivo: Al final del curso, el alumno escribirá correctamente 18 de 20 palabras que se le dicten y que corresponderán a casos concretos de la regla “antes de b y p se escribe siempre m”
-      Evaluación con Referencia Personalizada.- (Personal-Referenced o PR), es aquella que toma en cuenta situaciones diferenciales para cada alumno: en función de su nivel inicial, de sus aptitudes, de sus intereses. Ejemplo: El objetivo: Al final del curso, el alumno habrá eliminado, por lo menos en un 50, sus respuestas incorrectas en la aplicación de la regla ortográfica “antes de b y p se escribe m“. La ventaja de este modelo está en que evalúa el rendimiento personal del educando.

CONCLUSIÓN

     La tipología de la evaluación expuesta es válida para presentar las virtudes que ofrece la evaluación en diferentes enfoques y perspectivas; en la práctica educativa pueden emplearse más de un tipo de evaluación de manera simultánea. De esta forma, tanto la evaluación inicial como la final pueden ser formativas o sumativas según la funcionalidad con la que se apliquen; lo mismo ocurre con la autoevaluación o coevaluación, que además pueden ser iniciales, procesuales o finales. La evaluación criterial o la ideográfica se pueden aplicar al principio, durante o al final de un proceso e inclusive de puede incorporar a ellas autoevaluaciones o coevaluaciones del propio alumnado.
     El aprendizaje es continuo, por ello la acción educativa eficaz debe plantearse también como tal y la evaluación como parte del proceso no puede aplicarse aisladamente.
     La evaluación formativa tiene también un papel de mucha importancia dentro del proceso enseñanza-aprendizaje, ella se encarga de orientar la actividad a través de sus informes sobre la forma en que se van alcanzando los objetivos. Si la evaluación formativa señala que se van cumpliendo los objetivos, el maestro y los alumnos tendrán un estímulo eficaz pare seguir adelante. Si la evaluación formativa muestra deficiencias o carencias en cuanto a los objetivos que pretenden alcanzarse, será tiempo de hacer las rectificaciones y ajustes necesarios al plan, de motivar nuevamente a los alumnos y de examinar si los objetivos señalados son los más oportunos para colocarse en esa precisa etapa del proceso enseñanza-aprendizaje.

REFERENCIAS

Sistema Educativo Bolivariano, Versión preliminar del 21 de agosto de 2007, Ministerio del Poder Popular para la Educación, Págs. 56-59.

Evaluación de los Aprendizajes: http://evaluaciondelosaprendizajes1.blogspot.com/ (Consulta 02.05.2011, 9:30 a.m.)

La Evaluación de los Aprendizajes por Enrique Martínez y Salanova Sánchez. http://www.uhu.es/cine.educacion/didactica/0091evaluacionaprendizaje.htm (Consulta: 02.05.2011, 9:40 a.m.)

Diferencias entre medición y evaluación, en el proceso educativo http://oleateatro.wordpress.com/2008/08/06/diferencias-entre-medicion-y-evaluacion-en-el-preceso-educativo-evaluacion-educativa/ (Consulta 02.05.2011, 7:20 p.m.)

Evaluación http://es.wikipedia.org/wiki/Evaluaci%C3%B3n (Consulta: 02.05.2011, 7:54 p.m.)


Buena información sobre la materia en http://evaluaciondeaprendizajes.blogdiario.com/

1 comentario:

¿Qué te pareció la entrada?